BOLETÍN ABRIL 2016 – “El placer de leer desde la familia”

leerGG

LEER ES UN PLACER:  Que la lectura es un placer no es un secreto, pero ¿alguna vez te preguntaste por qué leer libros nos hace sentir bien? Parece ser que existe una explicación científica .
Según se deduce de un estudio publicado recientemente en la revista Psychological Science, cuando leemos un libro nos sentimos parte psicológicamente de la comunidad que protagoniza la narración (por ejemplo el colectivo de magos en el caso de la popular saga de Harry Potter). Este mecanismo satisface una necesidad humana fundamental: la de pertenencia a un grupo.
También podemos afirmar que leer narrativa de calidad mejora las relaciones con los otros. En esta ocasión, es un estudio de la University Medical Centre de Ámsterdam, publicado por la revista PLOS ONE, el que se encarga de proporcionarnos una explicación a esto.
Según este estudio, leer libros de ficción que nos involucren emotiva- mente nos hace mejores personas ya que ayuda a desarrollar nuestra capacidad de empatía.

LEER ES UN ACTO DE VIVIR: Leer para algunos es un agradable pasatiempo, para  muchos obligación, para  otros  leer  es  un beneficioso ejercicio mental. Rendir  culto al cuerpo está  en  boga, pero ¿y dedicar tiempo al cultivo de la mente? “Al igual que nos  cuidamos y vamos al gimnasio, dediquemos media hora diaria a la lectura”,  Favorecer  la  concentración  y la empatía, prevenir la degeneración cognitiva  y  hasta predecir el éxito profesional son sólo algunos de los beneficios encubiertos de la lectura. Pues “el acto de leer forma parte del acto de vivir”.

Buenas prácticas de lectura en el hogar

1. Léele regularmente: Debes empezar a leerle cuentos siendo aún recién nacido, se tratará de un momento de unión especial para ambos y desarrollará su amor por los libros. Si los niños no aprecian la lectura desde edades tempranas, probablemente disminuirá su capacidad para la misma en un futuro.

2. Haz preguntas interactivas:  Hacerle preguntas mientras se le lee un libro le anima y es muy eficaz para el desarrollo de su comprensión. De hecho hay muchos niños/as capaces de leer con una gran fluidez pero que no comprenden lo que están leyendo, y si no lo comprenden, no están realizando una lectura real ni productiva.

3. Da buen ejemplo de lector:  Incluso si a tu hijo le fascinan los libros desde muy pequeño, su motivación decaerá si se da cuenta de que nadie más lee en casa. Si no lees con regularidad, tendrás que hacer un esfuerzo y leer más a menudo para que tu hijo vea que se trata de algo realmente importante.

4. Realiza clasificaciones: Una vez que tu hijo tiene alrededor de 5 años y que ya reconoce lo que es real y lo que es ficticio, podemos ayudarle a diferenciar los géneros de los libros: historias basadas en hechos reales, fantasía, ciencia-ficción, libros de música, libros de letras… Cuando un niño clasifica un libro dentro de un género concreto empezará a recordar sus detalles, realizará un esfuerzo por clasificarlo.

5. Comienza a darle cuentos completos: Lo más probable es que tu niño esté en la escuela cuando sea capaz de leer y sus profesores le darán su propio material de lectura. Ayúdalos a leer todos estos cuentos fomentando el uso y reconociendo el nuevo vocabulario. A medida que reconozca más palabras, podrá comprender más las tramas de los cuentos y los significados.

6. Deja que tu niño vea imágenes: Las asociaciones de imágenes y palabras es un aspecto útil para enriquecer el vocabulario.

El desafío: Motivar a los jóvenes a disfrutar de la lectura

Motivar e incentivar la lectura en jóvenes y adolescentes es un desafío que convoca no sólo a su entorno familiar, sino también a las autoridades educativas del país. Es importante desarrollar hábitos de lectura a temprana edad debido a sus innumerables ventajas. Hoy en día los libros tienen una difícil tarea. Éstos deben competir con innumerables entretenciones. Los videojuegos y la televisión son dos de los principales rivales de las historias contadas en papel.

Comenzar por ..regalarle un libro: Edad, sexo y personalidad son tres a considerar a la hora de escoger el libro ideal. Según la etapa del desarrollo los niños y adolescentes se acercarán de mejor forma a unas historias a otras. Las posibilidades son innumerables y la receta una sola: conocer bien a quién se le regala el libro es la clave infalible para no errar la elección.
Los más pequeños prefieren historias de magia y aventuras. Las niñas, por parte, optan por las historias que tienen alguna veta romántica en su desarrollo mágico aventurero. Para los las se multiplican, libros de acción o relatos que funden realidad con fantasía son buenas alternativas para atrapar al público juvenil. Además las novelas juveniles de género son los primeros acercamientos a un mundo riquísimo en producción literaria.

Conocer su personalidad: Las personalidades también influyen a la hora de escoger una historia. Aquellos adolescentes ávidos de saber acerca del mundo en el que viven reciben de muy buena manera las novelas históricas; para los que disfrutan de la música, por ejemplo, la biografía de bandas musicales o las historias cuyos protagonistas se apasionan por la música como ellos, logrará una positiva identificación.
Así las posibilidades son infinitas, y por suerte, los también. Deportistas, románticos, intelectuales, traviesos… todos tienen la posibilidad de leer historias acorde a sus intereses, es sólo cuestión de paciencia hasta encontrar el adecuado para cada uno.

Motivar diferentes opciones: Otra de las alternativas es fomentar el canje entre conocidos. Volver al trueque es una posibilidad para fomentar la lectura. Internet no se queda atrás, páginas de venta online ofrecen material nuevo y usado a menor precio que en las librerías establecidas.
Las bibliotecas comunales son también otra plataforma para leer. Basta asociarse al lugar para que los jóvenes, niños y adultos puedan acceder a los préstamos de libros, donde tan sólo hay que comprometerse a devolverlos en las fechas pactadas.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *